Por y para ellas

Solo ellas son capaces de pensar, sentir y vivir desde el verdadero significado de las siguientes palabras:

“Siempre tienes que luchar por lo que más quieres. Ten la seguridad de que estaré siempre contigo pase lo que pase. Eres increíblemente inteligente y hermoso. Haz lo que amas con pasión y nunca te rindas. Nunca te compares con otra persona, ni siquiera conmigo. Tú tienes tu personalidad e historia, y los demás tienen otra. Entiéndeme cuando no esté de humor, al igual que tú, también tengo malos días. En vez de enviar mensajes, deberías tratar llamar a quienes más quieres. Ama intensamente y vive sin prejuicios. Nunca, pero nunca, dejes de sonreír”…

No esperemos a no tenerlas a nuestro lada para abrazarlas y reconocerlas!

El post de hoy es por y para ellas: nuestras Madres.  


 

El petit príncep

– Adéu —va dir la guineu—. Aquí tens el meu secret. Es molt senzill: Nomes s’hi veu bé amb el cor. L’essencial és invisible als ulls.

– L’essencial és invisible als ulls —va repetir el petit príncep, per recordar-se’n. – És el temps que has perdut amb la rosa, que la fa tan important.

– És el temps que he perdut amb la rosa… —va fer el petit príncep, per recordar-se’n.

– Els homes han oblidat aquesta veritat —va dir la guineu—. Tu no l’has oblidada. Et fas responsable per sempre d’allò que has domesticat. Ets responsable de la teva rosa…

– Soc responsable de la meva rosa… —va repetir el petit príncep, per recordar- se’n.


Segur que en tot el món hi ha milers de persones marcades per aquesta història “El Petit príncep”: una metàfora sobre l’amor, l’amistat i la vida.

Una de les històries més boniques és la trobada del Petit Príncep amb la guineu. Com quan la guineu després d’una estona parlant amb el noi se’l queda mirant una llarga estona i li diu “domestica’m”. És com quan s’experimenta el poder de la revelació: una forma d’aprendre a acostar-se pausadament a l’altre.


Sé auténtico, sé tú mismo

Decía Séneca: No es que nos acobardemos porque las cosas sean difíciles, es que las cosas son difíciles porque nos acobardamos. Cuando te relajas y asumes el miedo que provoca no conocer todas las respuestas y no saber exactamente hacia dónde vas, empiezan a pasar cosas alucinantes.

La reflexión de Séneca me conecta con la necesidad de seguridad y control que tenemos los humanos: Seguridad, Aceptación y Sentido. Las tres necesidades psicológicas de los humanos. Os hablaré de ellas otro día, porque hoy me apetece escribir sobre la importancia de la autenticidad.

Según el diccionario, la autenticidad tiene que ver con verificar la identidad, que a su vez tiene relación con un concepto para entender el desarrollo psicológico y social de cada ser humano. En psicología se atribuyen a la identidad la conducta, las habilidades, las creencias y la historia de la persona en una imagen consistente de uno mismo. Significa pues que para ser auténticos debemos verificar nuestra identidad.

La autenticidad es una respuesta inmediata, directa, inteligente, sencilla, ante cada situación. Es una respuesta que se produce instantáneamente desde lo más profundo del ser. Sé quien eres y di lo que sientes, porque a los que esto les molesta, no importan, y los que importan, eso no les molesta. Y de eso va justamente la autenticidad, de vivir tu vida y no la de otros.

La vida está repleta de momentos únicos e irrepetibles. Momentos que a vueltas son grandes y a vueltas son pequeños. Momentos que nos aportan alegría y momentos que nos aportan tristeza. Y todos ellos construyen nuestros días.

Tu autenticidad necesita que estés vivo, necesita que seas consciente y despiertes a la belleza que encierran todos y cada uno de los instantes que la vida te ha regalado.

!VIVE¡


 

Sigues tu mateix

La setmana passada vaig trobar aquest conte que em va recordar les següents frases:

El sentit de les coses no està en les coses mateixes, sinó en la nostra actitud cap a elles. El petit príncep.

Ser feliç és una qüestió d’actitud.

Doncs amb aquesta inspiració aquí teniu dos bonics contes: un conte per a grans i un altre per a petits. Tots dos intenten explicar la importància d’invertir el nostre temps en descobrir qui som realment, més que no pas en intentar ser com els altres o fer el que els altres volen o ens diuen que hem de fer.


 

El Gegant Puigmal i el Pic de l’Aneto

Amb les llegendes d’avui descobrim el Pirineu. El Pirineu Fantàstic i llegendari, que en temps immemorables va estar habitat en els seus cims per gegants, gegants com l’Aneto, el Puigmal o L’Home de la Neu.

Llegendes que fan referència als orígens dels seus cims, al clima pirinenc, i pretenen donar una explicació a tot plegat. Llegendes que vénen de molt antic i han estat transmeses de pares a fills.

Gaudiu-ne d’elles tot escoltant les següents històries:


 

Inspiración

Hace cosa de un año y medio, empecé a sentir una irresistible necesidad de leer sobre algunas personas en concreto. Me venían a la cabeza Steve Jobs, Richard Branson, Walt Disney, Stan Lee, Mike Morhaime, Michio Kaku, Hayao Miyazaki, Gary Gigax y Dave Arneson…

No es que pensara en todos ellos en el mismo día, pero cada tanto me asaltaban las ganas de conocer más sobre sus vidas. Hasta que un buen día me di cuenta que lo que estaba pasando, en realidad, es que buscaba inspiración. Desesperadamente.

Como ya he comentado más de una vez, una de las frases que he escuchado de manera recurrente a lo largo de mi vida es: “Eso es una locura”, cosa que se debe interpretar como “Dedícate a otra cosa más productiva y normal”.

En un mundo en que la “normalidad” es tan pavorosamente aclamada por todos, y las “peculiaridades” viven amenazadas por la extinción, sobresalen cada tanto esas personas cuya energía se contagia por el simple hecho de que se han sido fieles a sí mismas, y han luchado por sus sueños.

Como dijo Nelson Mandela: “Un ganador es un luchador que nunca se rinde”.

Así como el cielo nocturno está bordado de estrellas que nos iluminan en la más oscura de las noches, cuando ni siquiera la luna asoma, nuestro día a día cotidiano está iluminado por miles de personas brillantes que han tenido la bondad de compartir sus ideas con todo aquel que ha querido dedicar un segundo a escucharles.

Todas las personas que he mencionado al principio, son individuos que tuvieron un sueño y lucharon por él, contra viento y marea a pesar de los contrariados juicios del resto de la sociedad. Son (y fueron) capaces de plantarse y luchar por sus ideas sin tirar la toalla, y tras la lucha contra las adversidades, todos nos han dejado un legado y han plantado semillas para nuevas ideas en nuestro interior. O quizás si no para ideas, al menos nos han regalado sonrisas, sueños y esperanzas.

Tal y como comentaba hace unos días, fui a ver “La teoría del todo” sola. Fue una experiencia muy gratificante. En primer lugar, porque he aprendido que puedo hacer cosas por mí misma, más allá de la vergüenza (lo cual considero un pequeño éxito personal). Y en segundo lugar, porque jamás dejaré de asombrarme por las increíbles ganas de vivir de Stephen Hawking.

Creo que Stephen Hawking es una de las pruebas vivientes de lo que representa la fe en uno mismo, el coraje y la perseverancia.

Alguien a quien se le pronosticaron dos años de vida y que ya lleva más de setenta sobre la faz de la Tierra, maravillándonos con sus ideas a pesar de la gran cantidad de limitaciones físicas que padece. Sin rendirse, y dispuesto a exprimir todas las posibilidades de su maravillosa mente, hasta el final.

Sé que no hace falta mirar tan lejos para darse cuenta de que hay otras tantas personas, seguramente incluso anónimas, que salen adelante cada día. Pero hay algunos casos notorios que hacen que te pongas en pie, dejes de lamentarte, y empieces a caminar por tu cuenta.

Desde aquel día que sentí revolverse con fuerza esa pequeña marea en mi interior, he ido conociendo mucha gente en mi camino, que se han convertido en las pequeñas luces de mi firmamento. Personas que ahora tengo el placer de llamar amigas, y otras que sin conocerlas en persona, me han inspirado, como Simon Sinek o Jeff Gomez.

Desde aquel día, empecé también a perder los miedos. Aunque confieso que a ese proceso contribuyeron los dos años y medio de terapia, que necesité para exorcizar el poder psicológico que mi jefe ejercía sobre mí, haciéndome sentirme muy pequeña e inútil. Perder el miedo es un proceso largo, y muchas veces no pareces estar haciendo ningún tipo de progreso.  Sin embargo, el día llega en que te reconcilias contigo mism@ y vuelves a serte fiel. Y al serte fiel de nuevo, tienes confianza en tus ideas, y las fuerzas para luchar por ellas a pesar de los demás. Es un largo camino que empieza como todos: con el primer, y a veces titubeante, pequeño paso.

En esos días “místico-comprensivos” que los llamaría mi madre entre risas, me gusta pensar que estamos rodeados de luces.  Más aún: todos somos una pequeña luz. E incluso como dijera Carl Sagan en el último capítulo de su serie documental “Cosmos”: “Todos somos polvo de estrellas”. 

Me encantaría aprovechar la ocasión para dar las gracias a todas esas personas maravillosas que nos descubren cada día un nuevo fragmento del universo. Al vasto, al ínfimo, y al personal.

It is clear that we are just an advanced breed of monkeys on a minor planet orbiting around a very average star in the outer suburb of one among a hundred billion galaxies… But–ever since the dawn of civilization, people have craved for an understanding of the underlying order of the world.

There ought to be something very special about the boundary conditions of the universe – and what can be more special than that there is no boundary? And there should be no boundary to human endeavor. We are all different. There is no such thing as a standard or run of the mill human being–but we share the same human spirit. However bad life may seem, there is  always something you can do, and succeed at. While there’s life, there is hope.

Stephen Hawking 

“Es evidente que sólo somos una especie avanzada de mono en un planeta menor, que orbita una estrella de tamaño medio, en los suburbios exteriores de una galaxia entre billones… Pero desde el principio de los tiempos, las personas han buscado el conocimiento del orden subyacente del mundo. 

Tiene que haber algo muy especial en las condiciones limitadoras del universo… ¿Y qué puede ser más especial que el hecho de que no haya limitación en absoluto? Y no debería existir limitación al esfuerzo humano. Todos somos diferentes. No existe el humano común o medio… Pero todos compartimos el mismo espíritu. A pesar de lo mala que pueda parecer la vida, siempre hay algo que puedes hacer, y tener éxito en ello. Mientras hay vida, hay esperanza.” 

“We are all different. However bad life may seem, there is always something you can do, and succeed at. While there is life, there is hope.”


 

Que lo imposible te acompañe

Tenemos por delante unos días de merecido descanso.  Un momento para reflexionar, meditar y pensar sobre lo vivido, sobre lo que hemos logrado, este primer trimestre del año.  Un excelente momento para plantearnos nuevas metas y nuevos sueños.

Dicen que las maravillas empiezan por una dificultad y que si queremos hacer algo increíble debemos empezar por algo imposible.

!Pues que lo imposible te acompañe! Feliz Semana Santa.

Gemma Segura Virella