El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan,  demasiado rápido para aquellos que son felices; sin embargo, para aquellos que amamos, el tiempo no existe.

Para… y respira…

¡Vuelvo pronto!