Hablando de amor y su universo

Abraza cada mañana al despertar, un abrazo largo e intenso,

eso marcará tu felicidad el resto del día.

Agradece todos los días el amor que recibes

el universo se dará cuenta de ello y te enviará más.

No prometas nunca amor eterno, es imposible

pero haz que cada día sea el mejor día.

No sabes si amarás siempre con la misma intensidad

pero sí puedes notar el calor que emana hoy de tu pecho, aprovéchalo.

Te vas a equivocar muchas veces, puede que con dolor

créeme que es parte del aprendizaje para amar día a día.

No pretendas adueñarte de nada de la otra persona,

sencillamente admira, disfruta y siente la fortuna de estar ahí.

No intentes cambiar nada del otro, no te pertenece,

intenta cambiarte a tí con respecto a aquello que no te gusta.

Escoge tus pensamientos en cada momento,

recuerda que, como es adentro es afuera.

Elije bien las palabras en cada frase y conversación,

las palabras son el resultado de nuestras creencias.

Aquello que decimos provoca emociones,

en tu mano está provocar emociones que atraigan la felicidad.

Ten día a día palabras de agradecimiento,

sentirá orgullo de estar contigo.

Acepta que no puedes saberlo todo de la otra persona,

necesita tener un espacio de libertad en su mente.

Acaricia despacio su piel, sintiendo intensamente,

es un bonito modo de decir “te amo”.

Alvaro Alcántara


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *