Sintiendo el ahora

Diario de una exploradora emocional: capítulo 3

He dejado lastre atrás, he borrado de la memoria RAM las limitaciones y también del disco duro.
Ahora voy como un Kamikaze, una loca que no le teme a (casi) nada por que ha borrado a lo que tenerle miedo. Un animal que se mueve a su antojo en busca únicamente de cubrir sus necesidades básicas: físicas, mentales y espirituales. A lo loco …
O quizás estoy mucho más cuerda…
Verás, ahora no pretendo nada. Disfruto más de vivir sin expectativas marcadas, así tampoco me exijo que el resultado sea uno concreto, no fuerzo ninguna situación.
Voy por el mundo con la mirada de una niña que llega por primera vez a un aeropuerto para volar. Me maravillo de las gentes, las sonrisas y el brillo de los ojos. No espero que me roben, no tengo miedos ni prejuicios y como soy feliz, atraigo felicidad.
No sufro, no juzgo, fluyo y dejo ser. ¿De verdad que ésto es ser una loca?
Ahora es todo mas sencillo, sólo vivo lo que me está pasando. No recuerdo aquello que me hizo feliz y que ahora anhelo por que lo añoro. No proyecto deseos de futuro que me inquieten y me impulsen a la frustración.
Ahora vivo, siento, río, lloro, salto, corro, duermo, sueño, leo, canto, bailo, grito, escribo, medito. Ahora soy.
Y a veces, muchas veces, me permito reconocer que no estoy en el presente. Que me encuentro en mi mente recordando, proyectando, anhelando y frustrándome.
Y es solo entonces cuando me puedo volver a dar la oportunidad de Re-conectarme con mi ahora.
Patrícia Arner Gusart

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.