Sombras que resplandecen

Me despierto y me sorprendo buscando tu sombra en la noche

esperando encontrar en ella algún vestigio de ti,

quizás el eco de tu voz o el olor de tu piel

Solo encuentro ausencia de ti y recuerdos que se vuelven eternos,

sensaciones placenteras de momentos de felicidad,

momentos fugaces que llegan, pasan, se van…

Me pregunto si el amor nace en algún lugar en especial

o si se encuentra quieto, agazapado esperando nuestra llegada,

escondido en una esquina del alma

No te encuentro pero se que estás a mi lado,

lo se porque noto tu calor cerca de mi,

puedo escuchar como me susurras un te quiero

Espero que estés ahí, como siempre,

esperando sin esperar, queriéndome sin ambages

amándome tan solo por el placer de hacerlo

 

Me gustaría que así fuera, un amor del color del atardecer,

que no dejas de mirarlo por si algún día llega un viento

que se lleva sus hojas hasta otro lugar aún no escrito

Un lugar donde exista otra esquina en otra alma

donde respire silencioso ese amor de nuevo eterno,

de nuevo mágico, sutil, suave, sedoso…

 

Álvaro Alcántara


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.