Un día más

Otro aniversario

Es una fecha como otra cualquiera, un día más. Podía haber sido otra, pero escogí esa porque el recuerdo de aquel día me reconforta mucho. Hay días que son especiales y no sabes muy bien por qué. Es posible que se acumulen en una sola jornada muchos momentos agradables y situaciones inolvidables. Es tu día especial o el de ambos, quien sabe.

Para algunos, es el día en el que se conocieron. Para otros, un aniversario corresponde con el momento en el que se cruzaron las promesas, ya sabes: “te querré para siempre”, “eres el amor de mi vida” o el clásico: “¿quieres casarte conmigo?”

Para nosotros no. Al menos no para mí y creo que tampoco para ella. Si hay algo que creo sigue trayendo paz a nuestras almas día a día, es precisamente la ausencia de promesas que no sabemos si vamos a poder cumplir o no. Pero, paradójicamente el tener esa forma de pensar es una cuestión de compromiso con el amor mucho mayor que la prometer gratuitamente.

Prueba a pensar cada día “sólo por hoy voy a amarte como si fuera el último día que estamos juntos”. Sólo por hoy. Y mañana cuando te levantes, haz lo mismo. Pero sólo mañana. Y al día siguiente también, pero sólo al día siguiente, sólo por ese día. Te encontrarás con una sucesión de últimos días, uno detrás de otro que harán que cada día distinto, sea como el último.

Te acostarás con la duda de si será de verdad el último día, pero con la certeza de haber entregado todo. Y te levantarás con la idea de que efectivamente, vale la pena que cada día sea como el último día que vais a pasar juntos

¿Acaso el amor no consiste en eso?

Alvaro Alcántara


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.