Un nuevo capítulo está escrito

Ya basta con este rollo. Vale.

Me ha costado llegar aqui pero con calma hablo conmigo y decido darme tiempo.

Aunque cada día sea un dia menos, que la experiencia me dé la tranquilidad de reconocer que sé muy poco, y la serenidad para confiar más y tener Fe.

En algún momento decidí que sería veloz y explosiva, resolutiva, tenaz, divertida, curiosa, amable y mil cosas más. Eso fué premiado y apreciado y reforzó la imagen a conservar.

Y como toda decisión puede no ser la mejor, siempre, ni la más adecuada ni lo que se acerca a lo que verdaderamente eres y requieres. Y empieza a doler, y con ello a sufrir.

La búsqueda de uno mismo comienza cuando todo falla sin motivo y te pierdes habiéndote convertido en un fantástico personaje de ficción.

Pues basta, hoy me rindo y me desnudo ante mi misma. Reconociendo que nada soy por que lo Soy todo. Que soy completa tal cual y no necesito ser completada por nada ni nadie. Y que, valientemente, dejar que nada pase hará que todo suceda.

Aunque mi mente y mi ego fantaseen y me transporten a momentos donde un aliento amado respira tras mi espalda o el vuelo desde una cornisa acabe mojado de mar. El recuerdo de quien falta ahogue y la presión del calderín diario estalle de cotidianidad. Ellos también son parte de mí, pero no solo ellos son.

Comienzo a sorprenderlos charlando y queriendo decidir, discutiéndose acaloradamente. Y entre sonrisas les miro y les digo: “shhh.. gracias por estar ahí, pero callad. Ahora quiero calma”.

No quiero ir deprisa, prefiero la suavidad de la brisa, dejar que las cosas sucedan, marcharme de donde no me amen, llorar si me apetece, callar y quedarme quieta, decir “no” sin sentirme culpable y un millón de cosas más.

Ahora y aquí me siento así, mañana Dios dirá.

Patrícia Arner Gusart  


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.