Va a ser que no voy a perderme todo lo que me gusta

He oído que las cosas que van despacio ni se olvidan ni tienen un tinte indiferente.

También he oído que hay personas muy empezadas incluso antes de fecundarse.

He tenido el inmenso placer de oir esta respuesta de uno los grandes pensadores de este siglo:

Va a ser que no voy a perderme todo lo que me gusta. Darío (7 años).

Las nuevas generaciones cuando estén en edad laboral tendrán el centro más claro que muchos de los que creeemos tenerlo hoy. Es más, ya hay muchas personas dispersas en este universo que reciben en su nómina un concepto invisible y no al uso, que es el pago con tiempo.

Págame con tiempo, no con dinero. El KPI de la Felicidad cuenta como un hito para gerencias y RRHH en las empresas donde saben que el éxito radica en la comunidad. KPI: key performance indicator & Indicador clave de rendimiento. 

El tiempo permite no perderte nada de lo que te guste.

El tiempo permite tener una sociedad más libre para pensar, para hacer deporte, para vivir momentos inolvidables con la familia y amigos, y hasta para aprender a no hacer nada. Por eso cuando te encuentras con personas empezadas incluso antes de ser fecundadas, lo percibes en su aura. Hasta puede que sientas escalofríos, de lo anormal que es cruzarse con seres de luz con ese centro tan equilibrado que van por inercia propia, gestionando el tiempo en sus negocios.

Nuevos modelos de pensamiento y rentabilidad están logrando que el trabajo se integre como una tarea sana y tan sana como son las bondades del apio. Esto hace que podamos hablar y compartir sobre mindfulness ahora mismo.

El tiempo para no perderte nada de lo que te guste no se mide en ocho horas laborales al uso. Se mide en ocho horas rentables en la curva máxima de plenitud y energías del ser humano, dejándo además las horas de convivencia social y familiar destinadas al gasto de energías del resto del día.

Aboguemos por no perdernos nada de lo que nos guste. Ayudemos a los grandes exploradores, genios y pensadores a integrar la transformación humanista con el mismo empeño que participamos en la transformacion digital. Sobretodo porque automatizar los procesos significa ganarle tiempo a la vida, y que sirva la revolución digital para integrar la economía humanista en las empresas.

Dejemos que la fuerza del mindfulness nos acompañe en esta integración.

Leamos este recado que nos dejó un símbolo empresarial que tanto admiramos. Escuchemos a lo sabios, porque estoy segura de que sabemos hacerlo mejor:

  • Steve Jobs nos dejó esta reflexión: He llegado a la cima del éxito en los negocios. A los ojos de los demás, mi vida ha sido un símbolo de éxito. Sin embargo, aparte del trabajo, tengo poca alegría […] Solo puedo llevar conmigo los recuerdos que fueron fortalecidos por el amor.  Artículo en este enlace. 

Julia Socorro Santana


 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.