Vivir traviajando

Jamás pensé que esto de escribir libros fuera a regalarme tantas satisfacciones, francamente.

Cuando decidí escribir mi primer libro, Vivir de los viajes, mi intención inicial fue doble. Tal y como pone en la contraportada:

  • Es una guía de iniciación para emprendedores que quieren abrirse hueco en el mundo de los viajes.
  • También pretende ser un manual para aquellas agencias de viaje que provienen de modelos tradicionales y quieren comenzar el camino de la transformación profesional y tecnológica.

Pero ocurre que muchas veces, el hombre propone y Dios (o Buda o Alá o el Universo) dispone. El éxito del libro entre profesionales del sector ha sido francamente limitado. Como yo digo, el que quiere cambiar cambia. Y el que está anclado en el pasado, ya le puedes decir misa que no se va a mover de su silla.

Pero en cambio, la sorpresa ha venido por parte de los nuevos emprendedores. A raíz de autopublicar el libro Vivir de los viajes se han ido poniendo en contacto conmigo, sobre todo a través de mi página web, personas en busca de ayuda. Con ideas de negocio interesantes, innovadoras y brillantes. La mayoría de fuera del sector turístico. Personas que han encontrado mágicas intersecciones entre el turismo y pasiones y habilidades tan dispares como el Yoga, la psicología, el cine, el coaching o la arquitectura.

Y es que en la nueva era de los negocios e internet, los micronichos son legión. Nunca ha sido tan fácil como hoy juntar diferentes pasiones y crear nuevos modelos de negocio de éxito.

Así conocí a Mary que realiza viajes transformacionales, donde (como dice ella) la gente sale de una manera y vuelve de otra. Sus viajes incluyen retiros, cursos de mindfulnes, meditación y vida sana.

También conocí a los chicos de Frikitrips, que conjugan su pasión por las pelis y las series de moda con los viajes. Visitan aquellos escenarios donde se han rodado series como Juego de Tronos o pelis como El Señor de los anillos ¿A que mola?

Pero hubo un colectivo que comencé a conocer y que me tocó el corazón especialmente. Un grupo de valientes a las que yo llamo “supermujeres”. Se trata de las chicas nómadas digitales. Son mujeres que trabajan y viajan al mismo tiempo, durante todo el año o una gran parte de él. 

¿Qué tienen de especial?

De entrada, son personas que han decido dar un salto en su vida, dejar sus trabajos de “rueda de hámster” y emprender. Esto ya me parece una actitud muy valiente. Además de eso, han sido lo suficientemente inteligentes como para aprovechar sus pasiones, sus habilidades y aquello que de verdad les llena. Por si fuera poco, además, son mujeres…

Estarás pensando ¿y qué pasa porque sean mujeres?

Pues yo creo que sí que pasa. Pasa y mucho.

Pasa que estamos viviendo momentos en España bastante convulsos en el mundo de la mujer. Intento hacer dieta hipoinformativa, pero cada vez que no me queda más remedio que escuchar una radio cercana o mirar un televisor con el que me cruzo, no hago más que ver el mismo tipo de noticias. Mujeres violadas, mujeres asesinadas, mujeres que arriesgan su vida por cruzar el estrecho en patera con su bebé, mujeres que deciden contar sus historias en las que abusaron sexualmente de ellas. También relatos de acoso laboral, de acoso escolar, de exclusión social y un larguísimo etcétera de calamidades por las que los hombres, mire usted, no pasamos ni pasaremos nunca.

En serio, seamos claros y digámoslo otra vez, no pasamos ni creo que vayamos a pasar nunca por todo eso.

No sufrimos que una tía babosa y con olor a alcohol se nos acerque diciendo barbaridades. No tenemos madres que abusen sexualmente de nosotros. No sabemos lo que es que te digan que vas a cobrar menos por ser hombre. Tampoco sabremos lo que es que te sobe el culo en el metro una señora mayor. Ni lo sabemos ni se nos pasa por la cabeza.

Por todas estas cosas por las que seguramente nosotros no vamos a pasar jamás (y si pasamos será una anécdota), me parece que la actitud de estas chicas nómadas es aún más heroica. Le echan a la vida un montón de ovarios, si me permites la expresión.

Así que, como me gusta conocer gente auténtica, me fui entrevistando con algunas de ellas y me fueron contando sus historias. Y esas historias van a formar parte de mi próximo libro, “Vivir traviajando” el cual va a publicarse a finales de este año.

Creo firmemente que para que realmente se produzcan cambios de verdad en el universo de la mujer, de esos cambios que equilibran la balanza, los que más tenemos que implicarnos somos los hombres.

Y como una cosa es predicar y otra muy distinta dar trigo, pues con este libro voy a poner en valor el valor. El de todas estas chicas que desafiando a sus miedos han dado un giro a sus vidas y ahora andan por ahí, con cara de felicidad y con el alma en paz.

En este libro cuento las historias de Lidia, Carolina, Cristina, Ana, Anabel, Mary y algunas otras a las que aún ni siquiera conozco pero que, seguro que voy a conocer, porque el universo ya se encargará de ponerme en contacto con ellas.

Son historias que hablan de como superar miedos. También de cuanto merece la pena comenzar un viaje interior para saber dónde estás y a dónde quieres ir. Historias que cuentan como mujeres, que vivían vidas que no las hacían felices, deciden dar carpetazo y comenzar un viaje de autoconocimiento. Han conseguido tener negocios que les hacen levantarse cada día con una sonrisa. Son mujeres, chicas, que quieren contar sus relatos para animar a otras personas y en especial a las mujeres a cambiar sus vidas y a otra cosa más importante: a perseguir sus sueños.

Todos tenemos sueños no cumplidos. No podemos dejarlos pasar. Hay que despertar y perseguirlos hasta verlos hechos realidad. Porque la vida pasa y cuando miras hacia atrás te das cuenta de que te gustaría cambiar muchas cosas. Pues que sepas que se puede. Las chicas de mi libro “Vivir traviajando” te van a contar como, ya verás.

¿A que te apetece conocerlas? Pues en diciembre te las presento a todas 😉

Un beso a todas las supermujeres.

Alvaro Alcántara


8 comentarios
  1. Gemma Segura Virella
    Gemma Segura Virella Dice:

    Muy buenas querido amigo!

    Cuando leí el artículo la primera vez (os tengo que confesar que soy siempre la primera en leer todo lo que aparece en nuestro blog 😉 … algún privilegio tiene que tener ser la “jefa” de la panda!!!) me quede emocionada, alucinada, encantada y maravillada.

    Gracias querido Alvaro Alcántara por darnos visibilidad a las mujeres, a lo que somos y lo que no podemos ser, a lo que nos duele, a lo que nos irrita y a lo que deseamos transformar para conseguir que este mundo sea un lugar mejor del que encontramos cuando lo pisamos por primera vez.

    Gracias, además, por dar voz a esas mujeres emprendedoras, valientes (a la par que vulnerables), rebeldes y libres. Mujeres a las que, sin conocer, ya me “gustan” y espero poderlas abrazar algún día (igual que a vos Alvaro Alcántara, me debes un abrazo presencial y lo sabes 😋.

    Gracias por formar parte del camino y gracias por dejarme caminar en el tuyo.

    Que sepas que mi nombre está también en ese nuevo libro.

    Abrazos a miles y gracias de nuevo! ✌️😍😘🙏

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.