Buscando el momento mágico

Kairos es una antigua palabra griega que significa el momento adecuado, el momento oportuno. Para mi: el momento mágico. Los griegos tenían dos palabras para referirse al tiempo: Cronos y Kairos.

La primera se refiere al tiempo cronológico o secuencial, la segunda significa el momento indeterminado donde las cosas especiales suceden. Mientras la naturaleza de Cronos es cuantitativa, la de Kairos es cualitativa.

Estar en Kairos es tener la inspiración, es estar con la musa, son esos momentos que sabes, que sientes, que te da la espina que es necesario actuar en algo porque si no el momento se difumina.

Estar en Kairos es estar en el momento preciso en el cual te sientes en sintonía, te sientes alineada para hacer cualquier cosa que quieras. Estar en Kairos es estar en tu máxima plenitud de explorar el ahora y de saber que aquello que puedes hacer está en armonía con lo que está sucediendo.

¿Se pueden crear momentos Kairós? Estar en kairos es estar en una búsqueda permanente de estar en sintonía con lo que esta pasando. Es estar en el aquí y en el ahora, es vivir en conciencia constante, es sentirse merecedora de lo mejor y adueñarse del destino.

Lo que yo hago para tener mas momentos Kairos es tener momentos de silencio, de escucha interior, de consciencia constante. Es soltar esa rara costumbre que hemos adquirido de vivir bajo presión, para responder a obligaciones que generamos a su vez,  para sentirnos ocupados y crear resultados. Hace tiempo me descubría a menudo llenando el día de obligaciones, de cosas poco importantes que me mantenían muy ocupada. Hasta que logré darme cuenta que la vida no se mide en tiempo sino en momentos. Que la vida no se cuenta por la cantidad de cosas que hago, sino por su calidad y por la ruptura que hago de esa continuidad.

El tiempo en Chronos es lineal, es el transcurso del tiempo sin más, que se va consumiendo, es cuando estamos conectados con la velocidad.

Nos movemos en Chronos cuando vivir es un medio, no una finalidad. Nos ponemos en Chronos cuando estamos en una reunión aburrida y la cabeza vuela hacia otro lugar. Vivimos en Chronos cuando hacemos el mismo trayecto en coche, casi por inercia, sin reparar en el recorrido, ni en el paisaje.

El tiempo Kairós, evidentemente, es lo contrario. Vivimos en Kairós cuando hacemos algo atentamente, poniendo los cinco sentidos en ello. Cuando el tiempo es la finalidad. Vivimos en Kairós cuando viajamos y disfrutamos del viaje en sí, admirando todo el paisaje.

¿Es posible vivir siempre en Kairós? Después de leer, hace unos años, Elogio de la lentitud de Carl Honoré, experimenté que es posible cambiar el modo de vivir la vida, recuperando así el control sobre el tiempo (Kairós), y que no sea el tiempo quien me controla a mi (Chronos).

Desde entonces, si bien algunas veces me pongo en modo autómata y funciono en Chronos, intento ser consciente de ello y cambiar a Kairós para participar en él y perder así la noción del tiempo: el tiempo sin tiempo.

Hace algunos años, escribiendo un cuento que compartí en uno de mis cambios de proyecto empresarial, hablaba de “el Padre Tiempo” (el Pare Temps en català, que em sembla molt més bonic). Ese es el responsable de equilibrar nuestras vidas participando en ella, siendo consciencia en todo momento.

¿Cómo? De momento solo tengo un camino: estar involucrada completamente en aquello que hago, sin divagar en el pasado o el futuro. Experimentando y agradeciendo ese preciso momento. 

Y tu ¿cómo haces para vivir en Kairós? 

Ya me contarás!

Gemma Segura Virella


4 comentarios
  1. María Elena Castro
    María Elena Castro Dice:

    Kairos como dices Gema son momentos mágicos en los que experimentamos la eternidad. Yo lo hago enfocando en mis pasiones, cuando me salgo de la tiranía de Cronos y siento ese espacio eterno lleno de todo eso que soy con mi trabajo, con mi gente, con mi
    Mundo interno. Si, mi parte Cronos y mi parte Kairos dialogaran, quizá se entenderían mejor y Cronos le diría que esté mundo encarnado de presente, pasado y futuro, de necesidades para sobrevivir en cuerpo y mente es muy exigente y le diría soy un engaño porque para mi Cronos, todo pasa exito y fracaso es pasajero pero te exijo y a veces me hago el desentendido suelto la ruenda para que veas el esplendor de aquello que no pasa, aquello que simplemente es y existe para colmarte de belleza y plenitud, eso que vendrá cuando este cuerpo y esta realidad física terminen. Me hago el
    Distraído para que cultives el mundo mágico en el que vivirás por siempre cuando tu cuerpo se evapore y Kairos le responde gracias Cronos sin ti no sabría de la magia de la vida humana

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.