Elegir el camino

Cuando tengas que elegir entre varios caminos, elige siempre el camino del corazón. No se equivoca nunca. Proverbio Sufí.

Esta bonita frase me sirve para exponer y compartir cómo podemos descubrir nuestro Propósito. Tu propósito es el gran objetivo vital, pero se tiene que materializar en tu actividad profesional. Es más amplio que un empleo concreto, y puede abarcar distintos puestos de trabajo.

Un propósito focaliza toda tu energía en un objetivo útil y, en consecuencia, eso maximiza tu impacto en el mundo, un factor fundamental para llegar a amar lo que haces. Luego llegarán, seguro, la riqueza económica y personal.

¿Cómo podemos descubrirlo?

  • Lo primero que podemos hacer es preguntarnos ¿qué nos hace felices?. Aquello que nos permite experimentar la plenitud, que no es lo mismo que lo que nos divierte.
  • El segundo paso es preguntarnos ¿qué nos apasiona y nos motiva?. Tu propósito te permite vivir sin consciencia del tiempo y del espacio y ello sólo es posible si ponemos toda nuestra pasión y nos motiva lo que hacemos.
  • En tercer lugar tenemos que descubrir nuestras áreas de interés, aquellas actividades en las que nos sentimos cómodos porque nos despiertan curiosidad y motivación de aprendizaje.
  • El siguiente paso es seguir nuestra propia intuición. Aquellas cosas que nos atraen y sobre las que tenemos un buen presentimiento, aunque de momento no sepamos por qué nos hacen reaccionar así. No cortemos nuestras alas y sigamos nuestra intuición.
  • Y el último, no por ello el menos importante, es escuchar nuestra voz interior, dar voz a nuestro mag@ porque es quien conoce de verdad el don que podemos ofrecer al mundo.

Como dicen los Peregrinos: !Buen Camino! 

 


 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *