Las mejores cosas de la vida no se planifican, simplemente suceden

Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años. Abraham Lincoln.

Mi 2015 ha sido un año lleno de vida!!!

Hace justo una semana en una comida tertulia Xavier Guix nos recordaba que las mejoras cosas de la vida no se planifican, simplemente suceden. Surgen de repente, sin avisar, sin darte cuenta y de forma fácil, natural y rápida. Fluyen y se desarrollan sin previo aviso. ¿Cuantas de las mejores cosas que has vivido en 2015 las habías planificado? Miro atrás y recuerdo los últimos 364 días. Percibo que los mejores -y son muchos- están llenos de nuevas personas, nuevas sensaciones, nuevas emociones, nuevas perspectivas, nuevas risas, nuevos detalles, nuevas situaciones, nuevos sueños, nuevos abrazos, nuevos proyectos, nuevas formaciones, nuevos mundos y muchas sorpresas. Y la gran mayoría, no estaban planificados.

Mañana llamará a la puerta un nuevo año.

Me pregunto: ¿por qué tengo que tener claro todo lo que va a pasar en mi vida? El sentido de la vida se basa en vivir y experimentar cosas nuevas y en abrirse a la falta de certezas. El único condicionante es que no puedes vivir una vida con la que no te sientas satisfecho y en paz contigo mismo. Al final puedes planificar todo lo que quieras, pero tu verdadera esencia tiene su propio plan, uno que es completamente diferente al que tu mente racional intenta mostrarte y todo lo que tú puedes hacer es dejarte llevar. Tu alma sabe tu propósito, deja que ella y la fuerza creadora del universo decidan el cómo y el cuándo.

Así que sal ahí fuera y experimenta la vida a tu alrededor. Se indeciso e inseguro, sé curioso y déjate llevar. Entusiásmate. Haz algo que nunca antes hayas hecho, sin importar qué tan inseguro estés al respecto. No malgastes tu tiempo sintiéndote inseguro acerca del futuro.¿Quién sabe qué saldrá de eso? Deja que tu camino simplemente sea.

Por un 2016 lleno de grandes experiencias no planificadas.

Un fuerte abrazo.

Gemma Segura Virella


7 comentarios
  1. Patricia
    Patricia Dice:

    Ser libre para fluir, experimentar y ser feliz. Para llorar-te lo que haga falta y escuchar que es lo que te quiere decir. Por que sólo sintiendo el momento presente podemos escuchar lo que nuestra verdadera esencia quiere decirnos, sin objetivos, sin limitaciones, sin creencias heredadas, aprendidas y aceptadas.
    Es la rebelión!! Acaso a un rio se le dice por dónde debe ir, acaso no se cabrea la Tierra cuando la queremos dominar??? Dejemos que lo que deba ser, sea. Por que como decia aquel, todo llega, todo pasa y todo cambia. 🙂

    Responder
  2. Alvaro Alcántara
    Alvaro Alcántara Dice:

    Y haberte conocido? Eso no estaba en mis planes, pero planificando mi vida te cruzaste primero como profe, luego como amiga, ahora como maga…todas las versiones me encantan y son el ejemplo de que la vida te sorprende cuando menos te lo esperas.
    Intento dar forma al caos diario de la vida planificando lo que está en mi mano, pero a sabiendas de que me encontraré por el camino señales que me harán cambiar el rumbo varias veces.
    Os deseo felicidad, momentos atentos e intensos, sensaciones inolvidables, personas que se os crucen y os toquen el corazón, disfrutar del aquí y ahora, conversaciones irrepetibles, olores mágicos, lecturas que inviten a pensar, noches de infinita ternura, abrazos muy muy largos, besos cálidos, miradas cómplices, paisajes de mirada infinita, viajes que hagan madurar…pero sobre todo que logréis alcanzar los sueños. De todo corazón

    Responder
    • Gemma Segura Virella
      Gemma Segura Virella Dice:

      Y haberte conocido!!!! Suscribo todas y cada una de tus palabras y tus sentimientos. Agradezco que nuestras almas decidieran reencontrarse en un punto de nuestros caminos.
      Gracias, también de todo corazón, por tus palabras.
      Abrazos Alvaro!

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] otro año y, como ya lo fue el 2015, ha sido un año lleno de vida. Otro año más en el que miro atrás y recuerdo los últimos 364 días. Otro año más repleto de […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *