Perseguir conejos blancos

Un estudiante de artes marciales se aproximó al maestro para hacerle la siguiente pregunta:

– “Querido maestro, a pesar de lo mucho que aprendo con usted, quisiera mejorar mi conocimiento de las artes marciales. Además de aprender con usted quisiera aprender con otro maestro para dominar otro estilo y otras visiones que seguro me enriquecen. ¿Qué piensa de esta idea?”.

El maestro, que había escuchado con atención las palabras de su discípulo, meditó unos instantes y dijo:

– “El cazador que persigue dos conejos no atrapa ninguno”.

No sé si estoy de acuerdo con la metáfora de la parábola, porque me parece que sería posible perseguir primero un conejo y después el otro… pero me ayuda a introducir mi reflexión del post hoy.

El Conejo Blanco, según Alicia en el País de las Maravillas, es ese personaje obsesionado con el tiempo y que se nos presenta con un símbolo, donde seguir al Conejo Blanco describe el acto de seguir algo o a alguien ciegamente y cuya persecución desemboca en diferentes y distintos descubrimientos.

La alegoría aparece también en la película Matrix I , cuando Morfeo le dice a Neo “sigue al conejo blanco” y, así, Morfeo compara a Neo con Alicia cayendo por la madriguera del conejo. Le ofrece justo después una píldora roja como puerta para un país de las maravillas que le enseñará “lo profundo que es ese agujero”.

Mi visión, como la de muchas otras personas, es que el conejo blanco es la forma de conectar con el recuerdo de nuestro origen divino y cuando caemos por el agujero, como le pasó a Alicia, podemos llegar a nuestro inconsciente. Cuando lo hacemos se nos presentan ante los ojos un sinfín de puertas mentales que necesitan, cada una de ellas, una llave que nos ayude a abrirla para que después sea posible la transformación personal. Cuando lo hacemos, entramos en un nuevo mundo: Nuestro País de las Maravillas.

Ese viaje nos permitirá conocer nuevos mensajes de nuestros personajes internos. Un viaje que no siempre será rápido, pero que nos permite escuchar dichos mensajes para conectarlos con las voces que más gritan: el ego, el intelecto, el miedo, la duda. Así, junto con los sueños, la conciencia, los valores, las creencias, … todos quedaran al descubierto y podremos hacernos preguntas, preguntas y más preguntas. Preguntas para conectar con el valor de dar pasos mirando solo hacía delante, mirando nuestras fortalezas, nuestra energía vital y hacerlo con sabiduría, confianza, amor y pasión.

Después de ese viaje a nuestro propio País de las Maravillas, nuestra conciencia habrá despertado y tendremos las visiones, percepciones, emociones y necesidades más claras. La conexión con quien somos de verdad tiene más peso que nuestro ego y la claridad nos permitirá entender todas las voces de nuestra historia.

Y, lo más importante, descubrir que somos libres para  crear nuestro futuro.

Así que si te encuentras un Conejo Blanco en tu camino, no te lo pienses: significa que tu y el universo quieren mostrarte algo, la entrada a Tu País de las Maravillas.

Cuando las puertas de la percepción se abren, todo se ve como realmente es: infinito

William Blake


 

23 comentarios
  1. Albert Roca
    Albert Roca Dice:

    Qué interesante Gemma. Hoy has hablado de uno de mis libros favoritos, me parece genial la metáfora, uff cuantas vueltas le habré dado. El caos y el orden del universo un tema apasionante. Desde luego para los que piensan que el universo conspira constantemente para que las cosas salgan bien. Un abrazo, una abraçada

    Responder
    • Gemma Segura Virella
      Gemma Segura Virella Dice:

      Albert,

      Yo también considero que el tema del caos y el orden en los universos (externo e interno) es apasionante y están totalmente relacionados. La dualidad y la unidad, para mi, es lo que hace que vivamos entre el caos y el orden cuando en realidad son lo mismo. Vivimos desde la carencia y eso nos hace percibir la dualidad como real, cuando no lo es… Apasionante, verdad? Abrazos y gracias por tu comentario!

      Gemma

      Responder
      • Yamile
        Yamile Dice:

        Hola Gemma, me he interesado en saber sobre esto significado . Porque me ha ocurrido he encontrado un conejo blanco en mi camino . Y eso me ha llamado la atención. Creo k algo será. Estoy pasando por mi vida . Un momento malo en mi vida .

        Responder
  2. Patricia
    Patricia Dice:

    El conejo blanco veloz que no permite q la razón nos inmovilice para ir tras él. Que nos guía por bosques y senderos, que nos permite tirarnos al vacío sin pensar si hay colchón. Ese conejo que permite adentrarnos en lo más profundo de nuestro ser y contactar con nuestra verdadera esencia. El conejo blanco de ojos rojos pasion, que invoca la búsqueda de nuestra libertad, sin egos, ni creencias, sin límites…. Dónde todo es posible 🙂

    Responder
  3. Blythe
    Blythe Dice:

    Hola Gemma,

    profundo e interesante.

    Voy a empezar comentando algo sobre lo que dice el maestro: “El cazador que persigue dos conejos no atrapa ninguno”, bajo mi parecer esa frase es cierta, pero no atribuyente a todos los momentos o acciones, es decir, en este caso como bien explicas no es válida, pero si hablamos de una persona que intenta conquistar el amor de otra y juega a dos bandas le puede pasar, o si nos referimos al tema laboral cuando trabajas en dos sectores y no consigues hacerte experto de ninguno de los dos.. pienso que hay que confiar en las sabias palabras de los maestros y ser consecuentes para aplicarlas con responsabilidad.

    Sobre el viaje a mi “país de las maravillas” tengo mis dudas… cuando dices “si encuentras un conejo blanco en tu camino, no te lo pienses” a que te refieres exactamente? Necesito un ejemplo práctico para entenderlo.. hahahaha..

    Os animo a que pongáis vuestras opiniones y hablemos sobre esto.

    Un abrazo a todos,

    Blythe.

    Responder
    • Patricia
      Patricia Dice:

      No te lo pienses, Blythe, quiere decir obvia tu mente y corre tras él. Sin filtro no temor, sin limite ni creencia, tras tu yo verdadero sin censura ni prejuicio. 🙂

      Responder
      • Blythe
        Blythe Dice:

        hummm.. entonces entiendo que los conejos blancos son oportunidades de crecimiento personal en la vida no? Sea cual fuese, con lo cual existen un gran número de ellos, seas como seas y estes donde estes… Yo utilizo muy a menudo la frase: No pienses, dejate llevar. Ahí está la magia y el disfrute de la vida, cuando no anteponemos nuestros pensamientos a vivir el momento. A eso te refieres Patricia?

        Responder
      • Yamile
        Yamile Dice:

        Hola Patricia, he leído sobre esto . He buscado sobre el significado de encontrar un conejo blanco . Porque me paso a mi hace días y me llamo la atención. Y después al pasar de los días. Me vuelvo a encontrar 2 conejos grises corriendo . Y eso me llamo la atención. .Porque nunca me había pasado.
        Qua significa encontrarse con un conejo blanco alante de uno a la hora de la noches.
        Yo he estado buscando la posibilidad de salir a buscar mi vida propia. Porque no se que voy hacer con mi vida .Ya que quiero salir a buscar . El significado a que debo hacer .

        Responder
    • Gemma Segura Virella
      Gemma Segura Virella Dice:

      Querida Blythe,

      Para mi, encontrar conejos blancos en el camino significa que se nos abren oportunidades para explorarnos y conocernos de verdad. Es una puerta a nuestro verdadero yo, a conectar con nuestra intuición más allá de lo que el ego nos dice. Como decía Albert el caso y el orden son lo mismo, pero creemos que son dualidad. Cuando se abre una puerta mental para conectar con el inconsciente, estamos ante un momento de iluminación, un momento para cuestionar aquello que ya sabemos. Es un momento de potencialidad absoluta, porque en potencia somos plenos y completos, pero cuando a esa potencialidad le ponemos la realidad que interpreta la mente, la potencialidad se limita. Para mi, perseguir conejos blancos es una forma de romper con los límites que la mente crea y solo es posible si conectas con esa esencia divina (creadora) que somos.

      Seguimos…

      Gemma

      Responder
  4. Nuria Sanchez Howe
    Nuria Sanchez Howe Dice:

    Buenas tardes a tod@s,

    🔝 post como siempre Gemma. Esta vez no estoy de acuerdo con “El cazador que persigue a dos conejos no consigue a ninguno” ya que es muy genérico. Podría darse el caso que fueran complementarios y necesarios para alcanzar nuestro objetivo. También, hoy en día, tanto las personas como las empresas tienen que tener nociones en más de un ámbito pero si se persigue la excelencia tanto los trabajadores como las empresas deberían fomentar la especialización en cada puesto de trabajo.

    Que paséis tod@s una feliz tarde.

    Saludos,

    Nuria Howe

    Responder
  5. Alvaro Alcántara
    Alvaro Alcántara Dice:

    ¡Cuántas alegorías en torno al conejo! no solo en este del cuento de Alicia, también Rogger Rabbit, Bugs Bunny, el de Playboy..¿sabíais que el nombre de España proviene de la palabra conejo? Los fenicios llamaron span a la Península Ibérica por la cantidad de estos mamíferos que encontraron. Frivolidades aparte:

    Para mí el Conejo Blanco de Alicia también representa las obsesiones humanas por conseguir algo: el afán de los Hnos Wright por construir un aparato volador, en lo que depositaron todo su afán, dinero, esperanza…la pasión por conseguirlo; eso les hizo llegar a buen puerto. La pasión de Luther King por mostrar y convencer al mundo de algo tan obvio, como la igualdad entre los hombres….a su discurso acudieron miles de personas arrastradas por el sueño de un solo hombre…¡¡¡y sin grupo de Whatsapp!!.

    Muchos conejos blancos han transformado el mundo. Algunos escondían en su chistera un sueño, un amor, una esperanza..otros pasiones más viles como la avaricia o la codicia, que también son pasiones y aunque menos “populares”, no menos arrolladoras y provistas a veces de maniobras insidiosas y asechanzas.

    Pero tú, si no yerro en mi interpretación, le das un giro al concepto invocando a la búsqueda de nuestro YO más profundo y todos los elementos que lo conforman. Es curioso como apelas a la divinidad para referirte al origen de uno mismo..¿acaso no somos fruto de un acto tan puro como carnal como la unión de 2 células? Porque, si por contra, con “origen divino” estás apelando a un concepto religioso, entramos en el ámbito de la fe..y como agnóstico, he de admitir que de momento no me preocupa la existencia de lo divino, el ser supremo o creador, ya que de no existir, estaríamos dilapidando nuestro tiempo en algo que nos llevará a la nada más absoluta…pero si por el contrario Dios existe… estoy seguro que será un dios como Dios manda.

    De momento, me conformo con ser capaz de SER y de no estar, en el ahora y olvidarme de ese ayer regresivo que a veces nos atormenta por cuantos errores cometimos y tampoco pensar demasiado en el mañana por lo que de imprevisible y casual tiene. 2 conejos blancos que dejo pasar delante de mi, observándolos pero sin intentar atraparlos para preguntarles el porqué de su carrera frenética.

    Como ves Gemma, siempre movilizas las mentes y desatas preguntas dormidas en nuestro interior con tus reflexiones. Ojalá nos sirvan de conejo blanco para tratar de conocer nuestro ego.

    Un fuerte abrazo amiga

    Responder
    • Gemma Segura Virella
      Gemma Segura Virella Dice:

      Por algo será que el mundo está lleno de conejos blancos Alvaro… 😉
      Comparto que los conejos blancos también podrían entenderse como obsesiones, pero deja si se han convertido en obsesión ¿podría ser que fuera porque no hemos sido capaces de seguirlo la primera, segunda o tercera vez que apareció? Me haces reflexionar sobre la conexión entre la obsesión y la necesidad de transformación. ¿Hasta qué punto esa obsesión no es fruto de una clara necesidad de cambio?…. Habrá que darle alguna vuelta!!!

      Ah, y cuando esas obsesiones se convierten en maniobras insidiosas… ¿no estaríamos ante conejos negros? 🙂

      Has conectado con mi visión del conejo blanco con la búsqueda del yo esencial. Las puertas que ese yo nos muestra son la forma de conectar con él y el origen divino lo percibo como el origen creador que somos (y no con ningún concepto religioso). Esa unión de células, apelando a la ciencia, es el potencial creador que tenemos porque somos creadores de nuestra realidad. Aquello de “no somos nada” lo veo como una forma de “lo somos todo”.

      Ser versus Estar es la clave. Ser es nuestro verdadero estado. Estar es nuestra forma de darle forma al Ser.

      Y lo más importante, somos porque nos relacionamos y nos relacionamos porque a través de dicha relación nos transformamos!

      Abrazos también para ti querido amigo!

      Responder
  6. Javier Íñiguez
    Javier Íñiguez Dice:

    Encontrar el conejo blanco es la oportunidad de escarbar dentro de nuestro interior para encontrar allí de qué estamos hechos. El miedo a investigar es un muro que hay que picar porque, siempre que obtienes algo, vuelves de tu sueño más calmado y en paz con lo que te rodea.

    Es fascinante simplemente imaginar el número de respuestas que podemos encontrar sin dar un paso. Aprender de uno mismo es posible así que … cuando veas esas orejas blancas … corre detrás de él sin escuchar a tu ego.

    Me encantó tu post Gemma. Un abrazo!

    Responder
  7. Maria Elena Castro
    Maria Elena Castro Dice:

    Hola Gemma:
    Me encantó tu post, propicia una gran cantidad de reflexiones, sobre todo aquello que nos detiene en nuestro camino hacia las maravillas de la vida, ese agujero inmenso que todos tenemos y que esta lleno de temores, de necesidades que vienen del ego, de muletas artificiales. Enfrentarlas requiere valor y sobre todo tener el coraje para recorrer los caminos fascinantes que surgen al usar nuestra imaginación para ver y vivir el agujero que nos conduce a las maravillas, ojala pronto encuentre yo a ese conejo que me haga buscar sin tregua la felicidad, estoy convencida que la felicidad se aprende. Gracias

    Responder
    • Gemma Segura Virella
      Gemma Segura Virella Dice:

      Maria Elena,
      Que bonito lo del Camino hacia las Maravillas de la Vida! Me ha encantado!!! Yo siento que el conejo que buscas ya están contigo 😉 Si no fuera así, no escribirías palabras como éstas ni tu vida tendría el color que tiene!
      Un fuerte abrazo aunque estemos a miles de quilómetros 🙂

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *